Seleccionar página

¡Aloja!

Hoy estreno una de las categorías del blog que no tenía aún ninguna entrada: foodie y lifestyle. En esta categoría encontraréis mi experiencia con viajes, restaurantes, tiendas e incluso con recetas… En definitiva, mostraros mi visión sobre estos aspectos para ver si os puede ayudar en algo 😉

En esta ocasión, os cuento el viaje que he hecho a Italia a finales de abril. En este viaje he visto Roma, Florencia y Siena.

Nunca antes había estado en Italia y tenía ganas de visitar el país de la pizza y la pasta. Así que tomamos rumbo a la capital italiana y dijimos muy alto Ciao Madrid!

Roma en cuatro días

En general, Roma es bastante bonita. Al doblar cada esquina te encuentras con un monumento o resto romano que te deja boquiabierto. Es la cuna para los amantes del arte, la arquitectura y seguidores del Imperio Romano. Además, tiene muchísimas cosas que ver y, seguramente, tengas que volver una segunda vez si quieres ver todo.

Hay algunas cosas imprescindibles que no puedes perderte:

  • El Coliseo:

    Imagen de Roma y símbolo clásico del imperio. Es imprescindible que hagas una visita al Coliseo para ver la inmensidad del mismo y pensar cuántas cosas ha vivido. Debe ser por todo lo que ha vivido que se encuentre en un estado regularcillo. La verdad, queda poco del original y muchas partes reconstruidas con ladrillo que quitan autenticidad al monumento. Aun así, recomiendo ir a verlo y, ya que te acercas hasta allí, entrar a verlo por dentro.

🇮🇹

Una publicación compartida de Yanira (@_yaniiira) el

  • La Fontana di Trevi:

    La más famosa de todas sus fuentes y la más bonita con diferencia. La verdad que tenía mucha emoción por llegar a verla y… me decepcionó. No fue la fuente en sí, que es espectacular, sino la plaza donde está literalmente encajonada. Cientos y cientos de personas intentando hacerse la misma foto y haciendo un boomerang tirando la moneda para volver. Me esperaba que estuviera en un lugar mucho más espacioso para poder disfrutar un rato observándola… Quizá mi sensación también la provocó la ingente cantidad de personas que estábamos allí, pero la realidad es que es impresionante.

⛲️

Una publicación compartida de Yanira (@_yaniiira) el

  • El foro romano:

    Uno de los ratos mejor invertidos del viaje. Con las entradas del Coliseo podíamos entrar también al Foro y ver todos los restos que quedan del foro romano. Nada más salir del Coliseo seguramente veas que hay una cola enoooooooorme de gente que quiere entrar al foro. Pues bien, no esperes ni un minuto y entra por donde entramos nosotros.
    ATENCIÓN SÚPER CONSEJO: no esperes la cola para entrar al foro romano que hay enfrente del Coliseo. Dirígete hacia el Arco de Constantino y camina por la Vía di San Gregorio unos 400 metros y a tu derecha verás una entrada al Foro Romano que, probablemente, esté vacía.


Casi todo el mundo espera la cola en la Via Sacra, pero como te comento está hasta arriba y tienes un atajo para no esperar tanto. Cuando entres al Foro Romano por la entrada de Via di San Gregorio dirígete hacia la derecha. Desandarás lo andado y te encontrarás con los que entran desde la otra entrada 😉

🏛

Una publicación compartida de Yanira (@_yaniiira) el

  • La Catedral de San Pedro:

    Ya en la ESO elegí la rama de Ciencias Sociales y al llegar a Bachillerato me fui de cabeza a Humanidades. Di Latín, Historia de la Música e Historia del Arte. Y para que nos vamos a engañar: fueron mis tres asignaturas favoritas. Desde entonces han pasado ya 10 años (¡madre!), pero el gusto por el arte no se me ha pasado jamás. Por eso tenía que entrar a San Pedro del Vaticano. Para ver La Piedad de Miguel Ángel. Debe ser que cuando llevas tanto tiempo viendo algo en fotografías y de repente lo ves en directo sorprende aún más. Y es lo que me pasó con esta obra escultórica tan especial. Obviamente, además de La Piedad, la catedral es preciosa por dentro y por fuera y el altar mayor digno de fotografiar.
    ATENCIÓN SÚPER CONSEJO: las visitas a la catedral son gratuitas. Pero gratuitas de dinero, no de tiempo. Más te vale madrugar y mucho si no quieres perder la mañana aquí. Nosotros llegamos a las 8:30 de la mañana y estuvimos esperando 50 minutos de cola… ¡A madrugar se ha dicho!

Pietà (Miguel Ángel) 💗

Una publicación compartida de Yanira (@_yaniiira) el

Obviamente, hay cientos de cosas más que ver en Roma aparte de estos cuatro imprescindibles. Nosotros no entramos a ningún museo por falta de tiempo. Además de los museos, te dejo esta lista de cosas que no puedes dejar de ver:

  • El Panteón
  • La Piazza Navona
  • El Castillo de San Ángel
  • Campo dei Fiori
  • Circo Massimo
  • El barrio de Trastevere
  • La boca de la verdad
  • Plaza de la República
  • Plaza de España
  • Plaza del Papa
  • Vía del Corso
  • Monumento a Víctor Manuel II
  • Y mucho, mucho, mucho más…

Si quieres saber más sobre el viaje o tienes cualquier duda sobre cómo organizarlo, escríbeme un comentario o un email a hola @ yanirablaya.com. Puedes encontrarme también en Twitter y ver más fotos sobre el viaje en mi cuenta de Instagram.